Déjate seducir por el mejor cine de Zaragoza

Zaragoza, ciudad de buenas costumbres y buen cine

Todos sabemos lo que es el cine, el buen arte de contar historias mediante la proyección continua de imágenes, por algo ha sido etiquetado como “Séptimo arte”. Su evolución ha sido muy rápida, de hecho, el nivel técnico ha aumentado considerablemente con el paso de los años. También las salas de cine, con sus salas acondicionadas, esas enormes pantallas preparadas y la tecnología más avanzada que distribuye el sonido equitativamente por todo el espacio.
En los últimos años, Zaragoza atesora multitud de salas de cine como desarrollo cultural, ya sea en centros comerciales o en edificios especialmente habilitados para tal fin. Incluso la provincia se presenta como un referente en el mundo del cine por todos aquellos profesionales que han nacido y crecido aquí, como es el caso del director Florián Rey, José María Forqué o Santos Alcocer, entre muchos otros.
En cuanto a la ubicación de las salas de cine, en el centro conviven algunas de ellas como es el caso del cine Palafox (Paseo Independencia 12), uno de los más representativos, o el Cine Cervantes (Calle Marqués Casa Jiménez, s/n). Es en esta zona donde confluye una extensa oferta comercial y de ocio, todo para que los zaragozanos y turistas puedan disfrutar de las mejores películas en cartelera al tiempo que disfrutan de la Basílica del Pilar, de un buen tapeo y del encanto de una ciudad increíble. Los centros comerciales también ofertan salas de cine, además de otros espacios de ocio como restaurantes o tiendas. Es el caso de Aragonia (Avda. Juan Carlos I, 44), Plaza Imperial (Avda. Diagonal 8), GranCasa (Avenida María Zambrano, 35) o Puerto Venecia (Avenida Puerto Venecia, s/n), situados en diferentes barrios de Zaragoza.

Entradas de cine a precios distintos

Gracias a Internet podemos estar informados continuamente sobre los próximos estrenos, sus horarios e incluso es posible comprar las entradas sin movernos de casa. Los cines de Zaragoza cuentan con plataformas web, desde donde poder buscar información. Además, han sido especialmente diseñadas para navegar por ellas de la forma más sencilla posible. Para comprar los tickets tan solo es necesario hacer clic en la película en cuestión e iniciar la compra, seleccionando la fecha, las localidades y la forma de pago, tan fácil como eso.
Tal y como sucede en cualquier lugar de España, los precios de las entradas pueden variar algo de una sala de cine a otra, aunque no suele existir una diferencia significativa. En Zaragoza existen multitud de promociones para poder ver buen cine a un precio bastante reducido. Básicamente, estos serían los precios vigentes: entrada general 7,6€; carnet joven, carnet de estudiante y mayores de 65 años 5,8€; todos los miércoles (día del espectador) 3,9€; menores de 12 años 5,4€; y las películas 3D llevan un suplemento de 1,5€.

Las mejores salas de Zaragoza

Los cines de Zaragoza son una alternativa de ocio muy atractiva y contemplada por los visitantes que quieren empaparse de la historia y cultura de Zaragoza. El Cine Cervantes, por ejemplo, se inauguró en el año 1975 con objeto de llevar a cabo un proyecto ambicioso con otra sala de cine, hoy desaparecida. Entra dentro del espacio lúdico del complejo hotelero Palafox y, en la actualidad, también se utiliza para albergar diferentes eventos. Su evolución se ha hecho patente en el tiempo con nuevas instalaciones tecnológicas en materia de imagen y sonido.
Tanto igual sucede con los Cines Aragonia, con nada menos que 16 salas dotadas de la mejor tecnología para divertirse solo, en familia o con amigos. Sus orígenes también prometían, pues el proyecto en cuestión también incluía oficinas, un hotel, un gran centro comercial y apartamentos dentro de un edificio tremendamente vanguardista orquestado por Rafael Moneo.
En cuanto a los Cines Palafox no pueden estar mejor situados, en pleno centro de Zaragoza, con 11 salas equipadas con sonido digital y tecnología 3D que contemplan una gran oferta de películas en cartelera a elegir. Se inauguró en 1954 con la que en esos momentos era la pantalla de cine más grande de Europa. A fecha de hoy, dispone de la sala con mayor aforo de Zaragoza.